El Estado como agente económico

El agente Estado y su comparación con otros agentes económicos. 

¿Qué significa exactamente el término Estado? . Las instituciones que los integran son el

Parlamento, el Gobierno, el Tribunal Supremo y una multitud de instituciones y organismos

públicos autonómicos. Los países occidentales se disponen con una organización

descentralizada del Gobierno con diferentes esferas de actuación del Estado: la local, la

provincial, la regional o autonómica, y la central.

 

En Estados Unidos, el Gobierno central es responsable de la defensa nacional, del servicio

de correo, de la emisión de dinero y de la regulación del comercio interregional e

internacional, mientras que los diferentes Estados y municipios suelen ser responsables de

la educación, de la asistencia social, de los servicios de policía y de bomberos y de la

provisión de otros servicios locales, como bibliotecas, alcantarillado y recogida de basura.

Aún así, los límites exactos son ambiguos.

 

Por ejemplo, en España, la educación está transferida a algunas comunidades, mientras

que en otras depende del Gobierno central.

 

Muchas veces la frontera entre las instituciones públicas y las privadas no son claras.

¿Cómo forma parte del Estado una empresa pública creado por él?. Tenemos el ejemplo de

Iberia, que fue constituida por el Gobierno español para cubrir el servicio aéreo, recibe

subvenciones del Estado, pero, por lo demás, funciona como una empresa privada. La

cuestión es aún más complicada cuando el Estado es uno de los principales accionistas de

una empresa, pero no el único.

 

¿Qué distingue a las instituciones que hemos denominado Estado de las instituciones

privadas?. Dos importantes características. Primero, en democracia, las personas

responsables de dirigir las instituciones públicas son elegidas o nombradas por otra persona

elegida, la legitimidad de la persona que ocupa el cargo emana, directa o indirectamente,

del proceso electoral. En cambio los responsable de la administración de General Motors

son elegidos por los accionistas de la compañía y los responsables de la administración de

fundaciones privadas como la Rockefeller o la March por un patronato permanente.

Segundo, el Estado posee determinados derechos de coerción de los que carecen las

instituciones privadas. Tiene derecho a obligarnos a pagar impuestos (y, en caso contrario,

a embargar nuestras propiedades y/o encarcelarnos), tienen derecho a expropiar nuestras

tierras para uso público.

 

El Estado es, pues, totalmente diferente de otras instituciones de nuestra sociedad. Tiene

virtudes: su capacidad para utilizar la coerción significa que puede hacer algunas cosas que

están vedadas a las instituciones privadas; pero también tiene defectos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.