Tipo de financiación a corto plazo, consiste en la cesión a un intermediario (factor) los derechos de cobro de una empresa (cliente) a un Precio establecido anteriormente. Con esto logramos descontarnos derechos de cobro, obteniendo Liquidez.

Por tanto, tenemos que:

  • Se crea un derecho de cobro a favor del cliente contra el comprador.
  • El cliente contrata con una empresa de factorial, ésta le compra sus derechos de cobro y obtiene Liquidez.
  • El factor comunica al comprador el cambio de titular del derecho de cobro y por tanto, el abono ha de dirigirse al factor.
  • El comprador, a fecha de vencimiento, abona el importe al factor.

Es decir, tenemos una situación en la que una empresa tiene un derecho de cobro con el que hemos llamado “comprador”, éste tendría que abonar el importe a nuestra empresa en el plazo estipulado. Sin embargo, la empresa para obtener Liquidez antes de ese vencimiento, le vende su derecho de cobro a la empresa de factoring. El factor comunica al “comprador” (es decir, al individuo que tenía una “deuda” con la empresa) que ese importa al final del vencimiento ahora se lo tiene que abonar a él y no a nuestra empresa o “cliente” la cual ya obtuvo ese importe líquido por parte del factor.

Un aspecto importante, es el riesgo de impago del “comprador”. Puede ser que:

  • Sea asumido por el cliente (nuestra empresa).
  • Sea asumido por el factor (la empresa de factoring).

Ahora bien, analicemos un poco más en profundidad al cliente y al factor:

  1. El factor:
    • Puede rechazar aquellas operaciones que no le ofrezca garantías.
    • Puede cobrar las deudas con corrección comercial.
    • Respeta las fechas de vencimiento de las facturas.
    • Puede asumir el riesgo de insolvencia de los compradores.
  2. El cliente:
    • Puede ceder todos los créditos generados para ser aprobados por el factor.
    • Debe notificar a la clientela la firma del contrato con el factor.
    • Debe suministrar al factor toda la información que se le solicite sobre ventas, situación financiera o Rentabilidad.
    • No debe intervenir en la gestión de cobros del factor.
    • Puede asumir el riesgo de insolvencia de los compradores.

Ventajas del factoring:

  1. Permite aumentar la deuda de la empresa si el riesgo de impago es asumido por el factor, ya que al reducir ese riesgo o eliminarlo no tiene la necesidad de crear provisiones para esas situaciones e incrementar el nivel de inversión, y por tanto, de deuda.
  2. Reduce el tiempo necesario para la convertibilidad liquida.
  3. Se reducen costes administrativos.

Desventajas del factoring:

  1. Altas comisiones por gestión de las facturas.
  2. Tipos de intereses superiores a los del mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.