Se denomina, también, como efecto expansivo de la amortización.

Como hemos dicho en otra entrada, la amortización es un tipo de financiación interna aparte de un gasto contable, se intenta proteger a los activos fijos que pierden Valor, se deprecian debido al uso y por el paso del tiempo.

Sin embargo, este reemplazo de recursos puede contribuir a una expansión de la empresa bajo ciertos supuestos:

  • La empresa debe encontrarse en una fase de expansión.
  • Se pueden añadir nuevos activos idénticos a los ya existentes sin suponer la enajenación (venta) de los antiguos, es decir, el equipo productivo ha de ser divisible.
  • Descartamos la obsolescencia que afecta a la duración, el Precio de adquisición o a la capacidad productiva.

Con estos supuestos, el efecto Lohmann Ruchti se produce cuando la empresa destina el fondo de amortización a la adquisición de nuevos equipos. De esta forma, las empresas pueden lograr el mantenimiento de la capacidad de la empresa e incluso aumentarla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.