“Tres facultades hay en el hombre: la razón que esclarece y domina; el coraje o ánimo que actúa, y los sentidos que obedecen.”

Platón diferenciaba dos fuentes de conocimiento, los sentidos y la razón. Esta concepción era tomada de Heráclito, a diferencia de que este establecía que podemos ver una realidad estática por medio de los sentidos, y la razón nos muestra una realidad en movimiento, además él consideraba que toda la realidad se encontraba en un continuo devenir, es decir, un cambio constante, a diferencia de Platón  y Sócrates, que junto con Parménides exponen la representación de una realidad estática mediante la razón  y una realidad cambiante por medio de los sentidos, existiendo únicamente para Parménides la existencia de un ser, inmutable y eterno, en ausencia de movimiento, ya que un cambio supondría un paso del ser al no-ser, algo absurdo para este filósofo ya que solo existe el ser, cuando para Platón si hay movimiento, pero este se encuentra en la fuente de conocimiento guiada por los sentidos. Aunque tanto Platón como Sócrates VAN más allá de esta idea de dos fuentes de conocimiento, es más, consideran a los sentidos como una fuente incorrecta, errónea, ya que es cambiante y por lo tanto engañosa siendo la única verdadera la fuente proveniente de la razón por su inmutabilidad. (dos fuentes de conocimiento – constante cambio)

Esta idea fue critica por autores tales como Aristóteles, quien otorgaba la misma importancia a las dos fuentes de conocimiento considerando que no podemos establecer una diferenciación entre dos fuentes, sino que existe una única realidad cambiante constituyendo un único mundo, Nietzsche que defendía la eliminación de la racionalidad. Además, encontramos la crítica de Kant, ya que Platón lo explicaba todo por medio de la razón, y según Kant los noúmenos no pueden ser explicados por medio de la razón, debido a que la situación del sujeto respecto al conocimiento es de un sujeto cognoscente pasivo, es decir, el objeto conocido influye sobre el sujeto, de esta manera puede explicar el conocimiento empírico, pero no el conocimiento a priori, ya que con este podemos saber algo de las cosas antes de experimentarlas, por ello, Kant establece al sujeto como activo, es decir, nosotros sometemos a los objetos, influimos sobre ellos, además si el sujeto no existiese, el conocimiento no tendría sentido. Asimismo, el conocimiento no se basa solo en la razón, sino que necesitamos los sentidos, algo que Platón descartaba por completo. Por esta razón, Kant dirige una crítica a la metafísica, cuestionando que su objeto de estudio no puede demostrase en la experiencia y por ello no se le puede atribuir categorías. Descarta como ciencia a la metafísica, y realiza una distinción entre lo que se puede conocer por los sentidos, los fenómenos, y lo que se puede pensar por la razón, los noúmenos. Basándose la metafísica en este último, los noúmenos, por ello no se puede demostrar y por tanto no se puede considerar como ciencia, además, al hacer Kant dicha distinción, establece una igual importancia tanto a los sentidos como a la razón, no como Platón, al descartar a los sentidos.  (dos fuentes de conocimiento – crítica a la metafísica)

Por tanto, debido a esta diferenciación, Platón crea la existencia de dos mundos, por un lado el mundo de las sentidos, que es una copia imperfecta del mundo de las Ideas que al ser guiado por la razón es inmutable, eterno y verdadero mientras que el mundo sensible al ser guiado por los sentidos es cambiante y falso. Esta diferenciación de dos mundos lo podemos categorizar como un símil con el idealismo que defiende Hegel ya que este le da más importancia a las Ideas y se quita de lo material, lo sensible. Por ello, establecemos a Platón como un filósofo idealista alejado del materialismo, al contrario de Marx, quien era materialista. A partir de la dualidad de dos mundos de Platón, divido al sujeto en alma y cuerpo, por tanto, si el cuerpo es carnal y guiado por los sentidos, los sentimientos, por una realidad cambiante y falsa, y el alma es guiada por la razón, por lo cual habita en el mundo inteligible, podemos decir que el hombre para Platón es en sí alma, mientras que para Marx es trabajo y no alma. El hombre puede ser alienado por el trabajo debido a la propiedad privada de producción, creando diferencias entre las clases sociales, por ello Marx establece que por medio de la educación el pueblo puede tomar el poder y derivar en un comunismo donde no exista la propiedad privada y por ello el trabajo no aliene al hombre, convirtiéndolo en su verdadera esencia. Al contrario que para Platón, el cual defendía la división de clases, dividiendo la sociedad en varios estamentos (rey – filósofo, guerreros y artesanos) concediendo la propiedad a la clase dominante y siendo la educación un método para alcanzar un mundo superior, y no para establecer un sistema político mejor. (dos mundos – materialismo vs idealismo – sociedad Platón/Marx)

Esta idea de existencia de dos mundos es criticada también por Aristóteles, quien establecía la existencia de un único mundo, en el cual toda la realidad está sometida a cambios, pero bajo todo cambio hay un sustrato que permanece, la sustancia, el principio fundamental de todas las cosas. Además, Aristóteles critica el que Platón no sea capaz de explicar el origen del movimiento del mundo sensible ya que si este es una copia de las Ideas del mundo inteligible, en el cual son inmutables, por tanto, los dos mundos de Platón, Aristóteles los une en uno solo. Nietzsche también se opone a la dualidad platónica, tras la afirmación de que solo existe un mundo, el del devenir y de las apariencias, considerando que no existe más que este mundo móvil y cambiante, considerando a la razón como el mayor error de la filosofía, ya que para este autor todo se encuentra en un constante cambio, por ello considera los sentidos como lo único verdadero, la única realidad. (concepción de dos mundos – crítica de Nietzsche a la razón)

Asimismo, en este mundo de las Ideas encontramos el alma del sujeto, la cual al pasar al mundo de los sentidos pierde el conocimiento que ya tenía, lo olvida, explicado por medio de la teoría del alma que toma de Sócrates y este de Pitágoras, estableciéndose así que el conocimiento es innato, ya que lo que hace el sujeto es recordar aquel conocimiento que el alma ya tenía, proceso conocido como reminiscencia, este recordatorio se produce por medio de un proceso de aprendizaje denominado como dialéctica guiado por la razón, pasando por una serie de Ideas, hasta llegar a la Idea suprema, el Bien. Al igual que para Pitágoras, solo que para él el Bien se alcanzaba por medio de las matemáticas. Se oponen a este respecto a los atomistas Demócrito y Leucipo los cuales consideraban al alma mortal y por tanto mueren junto al cuerpo además de Aristóteles y Nietzsche, los cuales exponen que el conocimiento es adquirido, estos autores, junto con los atomistas establecen que el alma es mortal. En el alma encontramos el conocimiento innato y verdadero, por lo tanto Platón, Sócrates y Pitágoras defienden la existencia de un conocimiento universal a diferencia de los sofistas quienes establecían un conocimiento relativo dependiendo de la sociedad y el individuo, Aristóteles también concebía como adquirido el conocimiento. Como existe un conocimiento universal por tanto también existirá unos valores universales y con ello se alcanzará la felicidad tal como exponían Sócrates y Pitágoras. Este concepto de universalidad es negativo para Nietzsche, lo establece como una represión hacia el individuo para alcanzar la felicidad, el hecho de conseguir una serie de universales inexistente ya que para él todo se encuentra en constante cambio, limitando al individuo a una determinada forma de conducta  y no disfrutando por ello de una vida plena. (Alma – único mundo – universales)

Dicha felicidad para Platón y Sócrates es alcanzada al conocer la Idea suprema, el Bien, la cual solo se obtiene por medio de un proceso de aprendizaje guiado por un conocimiento verdadero, es decir, por la razón. Sin embargo, Aristóteles no considera que tal felicidad sea consecuencia de un proceso de aprendizaje, sino de alcanzar un término medio, es decir, del actuar guiados por el bien en todos los ámbitos de la sociedad, se obtiene por medio del hábito. (felicidad – término medio)

En conclusión, podemos observar que aunque la filosofía platónica obtuvo diferentes oposiciones de puntos de vistas en sus teorías, significó un aspecto de gran importancia para el establecimiento de posteriores teorías filosóficas y base para otros filósofos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.