MUNDO INTELIGIBLE: En la ontología platónica, refiere a la auténtica realidad, el ámbito donde habitan las Ideas, las cuales hacen posible la realidad de la que damos cuenta por medio de los sentidos, al ser el mundo sensible una copia de éste. Platón defiende un claro dualismo ontológico al afirmar que la realidad está dividida en dos ámbitos totalmente distintos: el conjunto de cosas espacio-temporales, mutables y abocadas a la muerte, al que da el nombre de Mundo Sensible; y el conjunto de entidades no espaciales ni temporales, inmutables y eternas, al que da el nombre de Mundo Inteligible.  Aunque los dos mundos tienen existencia y realidad, es el Mundo Inteligible el fundamental y primero, mientras que el Mundo Sensible tiene ser e inteligibilidad en la medida en que participa o imita al Mundo de las Ideas. A este mundo (Ideas) no se puede acceder con el uso de los sentidos sino que se llega gracias al uso de la parte más excelente del alma, la razón. El Mundo Inteligible es la auténtica realidad y tiene consecuencias en el campo de la epistemología, la ética y la política. En el Mito de la caverna la metáfora del Mundo Inteligible es el mundo exterior al que accede el prisionero cuando pierde las cadenas y sale de la caverna. Platón establece una jerarquía en las entidades que pueblan este mundo, situando por encima de todas la Idea de Bien, después la de Belleza y la de Verdad, tras estas Ideas como la de Unidad, Multiplicidad, Ser y No-Ser, después las Ideas matemáticas, y finalmente el resto de las Ideas. En tanto que auténtica realidad, hace que el filósofo la tenga por objeto de conocimiento, pero sólo accederá por medio de la razón y la actividad dialéctica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.