Nietzsche plantea una inversión de todos los valores, una transvaloración completa. La metafísica ha de ser sustituida por la afirmación del devenir. No existen verdades absolutas, sino que todo depende de la perspectiva desde la que se enfoque. En relación con la ética afirma, que no existen fenómenos morales, sino sólo una interpretación moral de los fenómenos. La moral de los débiles ha de ser sustituida por la de los fuertes, la religión ha de ser eliminada, la única fe posible ha de ser depositada en el hombre. Ha de darse una nueva moral, que se base en el proceso natural del hombre, en la vida. La nueva moral está basada en el deseo apasionado de vivir, en la exaltación por la vida sin traba alguna. No hay que imponer ninguna norma a la vida, sino vivirla a fondo.

La nueva moral se basará en la exaltación de las fuerzas primarias de la vida. Esto es lo que piden los instintos, y en ellos se debe basar la moral. Pero hay que tener en cuenta que estos cambios en la moral y la filosofía no afectan a toda la sociedad. Para  Nietzsche la masa siempre formará rebaños y mantendrá falsas creencias que le hagan más soportable la vida, por ello, estos cambios no se dan a nivel colectivo, sino simplemente a nivel individual, en aquellos individuos de naturaleza superior que se atreven a distanciarse del rebaño y a adentrarse en el camino de la libertad y la autoafirmación. Son ideas, las de Nietzsche, dirigidas a unos pocos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.