“La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica.”

Aristóteles supone un gran cambio, puesto que rompe con la filosofía basada rotundamente en la razón, contraponiéndose a algunos autores y a sus concepciones sobre la realidad. Como fue con el caso de Parménides, quien establecía que toda la realidad estaba formada y basada en el Ser, una unida inalterable e inamovible, por ello no existe el movimiento, ya que este implica un cambio del ser al no-ser y el no-ser es la nada y ésta no existe. Aristóteles considera que si existe movimiento, y además lo explica con la base de que todos los seres vivos cambiamos, incluido el Ser, no significa que cambie al No-Ser, sino que adquiere una característica que antes no disponía, es decir, su potencialidad, que es lo que lo pone en movimiento. Lo que el ser es ahora, y lo que puede llegar a ser, ser en acto (lo que el sujeto es ahora, en el presente) y ser en potencia (lo que este sujeto puede llegar a ser). (movimiento – Parménides – ser en acto y ser en potencia).

Debido a esta potencialidad, que Aristóteles define en cada ser particular, considera que todo lo que existe está sometido a cambios, pero que bajo todo ese cambio, hay algo que permanece, que no cambia, que sería la esencia, esencia que para Nietzsche no existe, para él todo se encuentra en movimiento, y por ello, no puede quedar nada que esté fijo, ni este último sustrato como estableció Aristóteles. Este sustrato último, esta esencia, es lo que hace el principio fundamental de cada ser. Debido a ello, se contrapone con Heráclito, que consideraba que todo se encontraba en movimiento, en su totalidad, no había nada que permaneciese. (movimiento – último sustrato – Heráclito).

A pesar de las diferencias entre estos dos autores, ambos consideran que existe un cambio, apoyan la teoría del cambio, al contrario que Parménides que para él solo existe el Ser y no puedo existir nada fuera de él, es inmutable, no puede haber movimiento. Platón también rechaza de forma absoluta el devenir, si algo cambia no puede ser verdadero, puesto que la verdad es inmutable, y esta es guiada por la razón, al igual que Parménides. Esto lleva a Platón a establecer la existencia de dos mundos, dos realidades, por un lado el Mundo de las Ideas el cual es inamovible, eterno e inmaterial, guiado por la razón y por otro lado tenemos el Mundo Sensible sometido a cambios, guiado por los sentidos, el cual era una copia del Mundo Inteligible. De ahí la crítica de Aristóteles a Platón, al no poder explicar el cambio, ya que si el Mundo Sensible, es una copia de las Ideas del Mundo Inteligible, cómo estas copias imperfectas si pueden tener movimiento en esta otra realidad. Por consiguiente Aristóteles une los dos mundos en la existencia de uno solo. (dos mundos platónicos – un solo mundo aristotélico). 

En esta diferenciación de dos mundos, Platón establece un conocimiento innato, es decir, que el sujeto posee con anterioridad a él en el alma. Claro esta alma es guiada por un conocimiento verdadero, por ello habita en el Mundo superior, el Mundo de las Ideas. Esta alma cuando se encarna en un cuerpo pasando al Mundo Sensible pierde el conocimiento que poseía y por ello debe comenzar un proceso de aprendizaje guiado por la razón para recuperar dicho conocimiento innato. Al contrario que Aristóteles quien considera el conocimiento como adquirido, es decir, que se obtiene por medio de la experiencia, y por ello se basa en los sentidos en concordancia con Heráclito, a diferencia que Heráclito consideraba la razón como una fuente de conocimiento errónea, falsa. En esta aspecto se diferencia Heráclito de Parménides quien solo se basaba en el Ser por medio de la razón y en Platón y Sócrates, quienes establecían que sólo la razón nos pueden proporcional un conocimiento verdadero, por ello hay que partir desde los universales para conocer los particulares dejando de lado los sentidos. Sin embargo, en contraposición de estos autores nombrados, Aristóteles consideraba que había que partir desde la experiencia, es decir, desde los particulares, desde los sentidos, pero que la Idea suprema del Bien, Idea a la que aspiraban Platón y Sócrates era por medio de un conocimiento más avanzado proporcionado por la razón. (conocimiento innato – adquirido, sentidos – razón de Parménides, Heráclito, Sócrates y Platón, junto con los dos mundos platónicos). 

Resumiendo, Heráclito consideraba como única fuente verdadera los sentidos, el cual nos mostraría una realidad verdadera, al contrario de Parménides el cual establecía que la verdadera realidad es captada por medio de la razón al igual que Platón y Sócrates, es más, Platónclasifica el movimiento que existe y no como para Parménides en el mundo sensible. Por tanto en el mundo inteligible es el que muestra una verdadera realidad, y allí es donde habita el alma que es inmortal, es decir, no muere con el cuerpo, la cual dispone de un conocimiento innato, es decir, es anterior a la existencia del sujeto, Platón establece que el alma al encarnarse en un cuerpo que se encuentra en el mundo sensible pierde ese conocimiento, lo olvida, y tiene que comenzar un proceso de aprendizaje denominado como dialéctica para recordar el conocimiento que ya tenía, proceso conocido como reminiscencia. Este aprendizaje es por medio de la razón, en lo que se contrapone Aristóteles, el cual considera el conocimiento como adquirido y es captado por medio de los sentidos, es decir, de la experiencia. Se contrapone con  la crítica a la metafísica llevada a cabo por Kant. La filosofía anterior consideraba al sujeto en una postura pasiva respecto al conocimiento, es decir, los objetos influyen en nosotros, pero con esto solo se puede explicar el conocimiento empírico, pero no el conocimiento a priori, ya que este nos permite tener una idea del objeto sin verlo antes, por ello, considera que la metafísica no puede ser ciencia, la posición del sujeto respecto al conocimiento no puede ser pasiva sino actica, la metafísica no puede ser considerada ciencia  ya que sus objetos de estudios no pueden ser demostrados por la experimentación.  Aristóteles dividía que el conocimiento comienza en la experiencia, en el mundo sensible y el conocimiento más avanzado lo captamos por la razón, por ello, estas dos fuentes de conocimiento son necesarias para obtener un conocimiento pleno en contraposición de Marx, en su teoría de materialismo e idealismo, quien solo da importancia a lo material, lo material o más bien el trabajo es lo que hace al hombre ser hombre en sí, es decir, su esencia, rechazando el pensamiento racional, al igual que Nietzsche, quien rechaza por completo a la razón, este autor considera todo el mundo en un constante cambio, todo cambia y por ello no hay nada fijo, rechazando por completo el pensamiento racional. Además Aristóteles concebía al conocimiento como adquirido como ya hemos citado, además, tal como Demócrito, considera al alma como mortal, para Aristóteles el individuo es un compuesto de cuerpo y alma, dos conceptos que se dan interrelacionados, es decir, no se pueden dar por separados, por ello, si muere el cuerpo, muere con él el alma.  (resumen razón – sentidos, conocimiento innato – adquirido, alma mortal – inmortal, crítica a la metafísica, materialismo vs idealismo de Marx, Nietzsche)

Asimismo, tanto Platón, Sócrates como Aristóteles su objetivo es la búsqueda de la felicidad, la obtención de la Idea suprema, el Bien. Pero notamos que la forma de alcanzar dicho concepto es diferente entre Platón y Sócrates, los cuales consideraban que era por medio de la razón, Platón lo establecía como un proceso de aprendizaje hasta alcanzar esta Idea suprema, mientras que para Aristóteles no consistía en un proceso de aprendizaje, sino de conseguir el término medio, es decir, por medio de realizar buenas acciones en las diferentes situaciones que se le presentan al individuo en la sociedad, es decir, desarrollar un buen hábito, para llegar a ser virtuoso, y alcanzar estos universales, y con ello obtener la felicidad. Aspecto que no existe para Nietzsche, quien rechaza toda existencia de universal, ya que todo esta en constante cambio, y nada puede permanecer sin cambiar, además considera absurdo buscar una teoría de funcionamiento al devenir, ya que cambiaría, dejando de lado dicha teoría, por ello, es absurdo la existencia de universales fijos. (universales, virtud, felicidad)

En conclusión, podemos observar que aunque la filosofía aristotélica obtuvo diferentes oposiciones de puntos de vistas en sus teorías, significó un aspecto de gran importancia para el establecimiento de posteriores teorías filosóficas y base para otros filósofos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.