E.A. Wrigley, resaltando la importancia de los combustibles fósiles, el consumo energético por periodos y relacionados con la población y su índice de eficiencia técnica (es decir, la proporción entre la producción útil -forma deseada- y la energía consumida por el convertidor -menor a la deseada-). Hace la siguiente división en dos periodos:

  1. Economía orgánica. Se basa en fuentes de energías y convertidores biológicos como animales, plantas y los hombres. Las posibilidades de crecimiento en esta economía quedaban limitadas por la productividad de la tierra.
  2. Economía inorgánica. Economía basada en origen mineral, arranca con el empleo masivo de carbón y otros combustibles fósiles en el siglo XVIII.

Podemos mencionar, una tercera economía, la orgánica avanzada correspondiendo con el periodo previo a la industrialización de Gran Bretaña por la aparición de importantes cambios técnicos y organizativos que promovieron las transformaciones que llevaron a lo que se ha denominado como Revolución Industrial (sin embargo, es un término erróneo, es más correcto el tratamiento de un proceso de modernización).

Esta no es la única clasificación que se puede hacer, de hecho, lo anterior concuerda con la tradicional distinción de:

  1. Sociedades de base agraria o preindustriales (incluyendo a cazadores y recolectores). Estas se caracterizan por el predominio de la agricultura en un 70-80% s/PIB y su población activa.
  2. Sociedades industriales o industrializadas, con un peso de la agricultura mucho menor (10-20% s/PIB). Aunque reciban este nombre, y es evidente el peso de la industria respecto a las sociedades anteriores, el sector predominante no es el secundario sino suele ser el terciario, de servicios.
  3. Podemos hablar, también, de sociedades contemporáneas como aquellas post-industriales con la aparición de las TICs y otros servicios financieros.

Para terminar, un pequeño detalle. Estas clasificaciones se han realizado según la energía consumida y sus formas, ya que, no se disponían de otras estadísticas modernas como puede ser el PIB hasta el siglo XIX (al menos de forma fiable). Por ello, el análisis para tiempos anteriores, se han utilizado medidas como el volumen poblacional o consumo de energía y sus formas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.