En esta entrada os voy a hablar un poco de una teoría económica, demográfica y sociopolítica promulgada por el economista británico Thomas Malthus durante la revolución industrial.

Para entender dicha teoría tenemos que tener en cuenta dos aspectos fundamentales en los que se fundamenta este modelo malthusiano. El primer aspecto trata que el crecimiento de la población responde a una progresión geométrica y el segundo aspecto es que, la producción de recursos (ejemplo: agrícolas) para la supervivencia de esta población tiene un progresión aritmética.

¿Qué son progresiones geométricas y aritméticas?

Pues bien, una progresión geométrica es aquella secuencia que se obtiene multiplicando un elemento por una constante, pongamos un ejemplo: 5, 15, 45, 135 … ¿Cuál es la relación? Pues que cada elemento es el triple que el anterior. En este caso el elemento inicial es el número 5 mientras que la constante es 3.

Respecto a la progresión aritmética, es una sucesión de números en los que cuya diferencia guarda una relación matemática. Pongamos un ejemplo: 3, 5, 7, 9 ¿Cuál es la relación? Si restamos 3 a 5, e igual con el resto, nos da una constante de 2.

En síntesis, en la progresión geométrica se produce un aumento multiplicando mientras que la progresión aritmética se produce dicho aumento sumando.

Como consecuencia de este razonamiento, la población crecerá de forma más rápida que los factores productivos para sostenerla, dando como consecuencia circunstancias como la pauperización (empobrecimiento) de la población hasta la desaparición de la especie humana, lo que se conoce como catástrofe malthusiana, trampa malthusiana o crisis malthusian, términos que también implican el agotamiento de este sistema de crecimiento que conduce a situaciones de hambre o guerras, entre otras.

Claro, Malthus no consideró en su modelo económico el avance de la tecnología, con la que logramos una mayor productividad y eficiencia en la producción de alimentos como en otras industrias.

Además de esta consideración de progresiones de estas dos variables, tenemos tres supuestos a tener en cuenta:

1. La tasa de natalidad es una constante determinada socialmente con independencia del salario real.

2. La tasa de mortalidad se reduce a medida que aumentan los salarios reales.

3. El salario real disminuye a medida que la población aumenta.

Por lo tanto, si no se produce en la sociedad aspectos negativos como guerras, pestes, hambre, etc., el nacimiento de nuevos seres provocaría un crecimiento excesivo de la población, aumentando la pauperización de la especie humana, incluso provocando la extinción de la especie como hemos dicho antes, además de la bancarrota del Estado.

Malthus, abogó por el establecimiento de unas ciertas leyes, medidas o modelos sociales para detener este crecimiento, como fue el retraso del matrimonio hasta disponer de autonomía financiera e incluso la prohibición de estos entre personas pobres.

En resumen, para Malthus, la población crece más rápido de lo que la tierra puede soportar para darle viabilidad a la permanencia de la vida humana, por ello, se deben aplicar controles sobre la natalidad.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.