Principios que rigen la actividad empresarial

0
42

Todo tipo de organización, sea con ánimo de lucro o no, ha de contar con una serie de principios que ha de cumplir para poder crecer y permanecer en su entorno. Estos principios han de cumplirse de forma inviolable y son los siguientes: 

  • Obtención de beneficios: Es fundamental para que la empresa mantenga su posición y/o crezca; pues sin beneficios, la empresa no puede mantenerse. Las empresas con ánimo de lucro, si obtienen beneficios, indican que la empresa funciona correctamente, cosa que incide de manera positiva en la imagen de la misma; cuando la cotización de una empresa aumenta, es porque la empresa es conocida como empresa con beneficios, que tiene éxito en su actividad. Mientras, para las empresas sin ánimo de lucro, como una ONG, la obtención de beneficios es importante para poder reinvertirlos en el bienestar de la sociedad, así como para poder seguir realizando su actividad. Si Cruz Roja no obtuviera beneficios, no podría adquirir ambulancia ni contratar a médicos para que su actividad sea realizada correctamente. Por ello, independientemente del fin que alcance la organización, la obtención de los beneficios es importante en todas ellas. 
  • Economicidad: Está relacionada con la eficiencia, la cual está relacionada a su vez con los costes, y así, con la gestión de los recursos. No debemos confundir esto con eficacia, pues esta última está relacionada con el cumplimiento de los objetivos. Hoy en día, la variable por la que las empresas compiten de forma más notable es en el Precio. En general, es importante ser eficientes, pues evitar el despilfarro es primordial.
  • Equilibrio financiero: Las empresas deben pagar sus deudas cuando llegue el vencimiento de las misma; por ello, éstas han de planificar y prevenir cuales son los plazos de pagos para poder cumplir tales obligaciones de forma correcta. Lo que se busca evitar con este principio es el concurso de acreedores (suspensión de pagos) o en el caso más desfavorable, la quiebra. En el caso de concurso de acreedores, un juez establecerá qué obligaciones han de ser prioritarias y cuales pueden esperar para ser satisfechas. 
  • Calidad: es una presión legal en el entorno que obliga a las empresas a vender productos de calidad (se revisa todo). La calidad se tiene que reflejar en la tarea que se realiza en la empresa (dentro de la organización). Implantan normas, por ejemplo la ISO, que es un estándar que refleja que ha sido auditada; invertir en calidad resulta muy caro, pero a la larga se ahorra en muchos errores que pueden producirse.
  • Innovación: Se realiza cuando los ciclos de vida de los productos son cortos, y se lleva a cabo para que la empresa mantenga su posición y/o siga creciendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.